Colorimetría: ¿Sabes qué tonos te favorecen más?

Publicado por: Milena Lister Quevedo | el 17 / Oct / 2017

¿Cuántas veces nos ha pasado que al probarnos una polera preciosa que está en vitrina, nos miramos al espejo y parece que estuviéramos enfermas? O por el contrario, nos ponemos una polera común y corriente y sin embargo todo el mundo te dice lo guapa que estás.

Probablemente, el color de estas prendas tenga mucho que ver, porque según sea tu tono de piel, verás diferencias enormes entre un color y otro.

Cuando el color de tu ropa es el adecuado, tu piel se ve más luminosa y saludable. Tu aspecto general es mejor, estás más guapa y tu cara se ve más radiante.

-> Para describir los diferentes grupos, según la tonalidad, dividimos el colorido en las cuatro estaciones del año: primavera, verano, otoño e invierno.

PRIMAVERA

Las mujeres que pertenecen a la estación de la primavera tienen una tonalidad marfil, marfil con pecas, melocotón, beige, mejillas rosadas. Pueden tener el cabello rubio dorado o rojizo, caramelo, marrón dorado o con reflejos rojizos. Sus ojos son: azul verdoso, miel, ámbar con destellos dorados o marrones.

Los colores que van genial con las mujeres que pertenecen a la estación primavera son todos los que tienen matices dorados: arena, blanco invierno, damasco, café claro, bronces, camel, rosa pastel, turquesa, amarillo pastel, rosa salmón y también quedan muy bien los colores más brillantes como el coral.

Los colores que se deben evitar cerca del rostro, son: negro, gris, blanco, color vino y fucsia.

VERANO

Las mujeres que pertenecen a la estación de verano suelen tener una piel beige pálida con tonos rosas en las mejillas, beige pálido sin color en las mejillas, muy rosa, pecas rosadas o marrones. Su cabello suele ser rubio, marrón suave, topacio, marrón con tonos bronce, gris azulado. Sus ojos son azules, grises, verdes o avellana.

Los colores que van genial con estas características son el color vino, ciruela, gris, marrón oscuro, blanco, verde, azul cielo, palo rosa.

Los colores que se deberían evitar son: rojo intenso, azul fuerte, ciruela, morado y dorado porque cuando se añade demasiada intensidad en el color de la ropa, se apaga la luz de la piel.

OTOÑO

Las mujeres que pertenecen a la estación de otoño tienen la piel marfil, melocotón, cobriza o morena. Usualmente tienen cabellos pelirrojos, naranjas, rubios rojizos, cobre, castaño dorado, negro acharolado. Sus ojos son marrón oscuro, verdosos, ámbar, marrón dorado y avellana.

Los colores ideales para las mujeres de otoño son: naranja, verde oliva, camel, bronce, verde en cualquiera de sus tonos, oro, marfil o beige.

Los colores que se deben evitar son los tonos pastel, azul claro, blanco, negro y en general los colores fríos porque da dará un aspecto de la piel apagado y enfermo.

INVIERNO

Las mujeres que pertenecen a la estación de invierno suelen ser muy blancas, beige, beige rosado, aceituna, moreno azulado. Tienen cabellos oscuros (negro, marrón oscuro, gris, reflejos azulados) o rubio muy claro. Sus ojos son oscuros (marrones o negros) o azules y su piel puede ser marrón oscuro o al contrario, puede tener una tez muy clara.

Los colores que van bien con el invierno son los colores muy fríos y fuertes: azul marino, blanco, negro, gris, azul hielo, rojo, burdeo, amarillo, etc.

Los colores que se deben evitar son los tonos pastel y los colores cálidos como el dorado, naranja, melocotón, camel, marrón claro, etc.

-> La forma más rápida y sencilla de saber cuál es tu estación es saber si te sientan mejor los colores fríos o los cálidos. Para esto, lo que yo recomiendo es pararte frente al espejo sin maquillaje, con luz natural y colocar cerca de tu rostro, primero un papel dorado y luego otro plateado. Así puedes ver con cuál de ellos te ves más favorecida porque en general es muy evidente. Tienes mejor cara: menos ojeras, el color de ojos es más marcado y brillante, más frescura y salud. Cuando te queda mal se marcan más las arrugas y las ojeras, el color de ojos se apaga, se te ve la piel como avejentada, pareces como si estuvieras enferma.

-> Esta prueba es sólo una herramienta, no una sentencia. Porque hay colores que siempre nos gustarán aunque no nos queden bien. En este sentido puedes usar ese tono pero más alejado de tu rostro o bien como un complemento a tu look, a través de accesorios o maquillaje.

Destacados